Intel cambia de CEO en plena crisis, ¿harán CPUs más competitivas?

January 18, 2021
Por
HardZone

Intel ha anunciado hace unas horas que su CEO y actual máximo responsable de la compañía, Bob Swan, va a retirarse de la compañía, lo que se va a traducir en un cambio de políticas en el desarrollo de nuevas políticas y en la estrategia de Intel de cara al futuro. ¿Qué puede suponer para la empresa fundada por Gordon Moore el cambio de CEO?

No hay duda de que Intel esta en un momento difícil, al éxito de su rival AMD se le ha de sumar la situación interna de la compañía con cambios en su directiva, los cuales tardarán en hacer efecto en las políticas de la empresa y sus productos, algo que ya vimos en AMD cuando Lisa Su llego al poder, ya que tardamos años en ver cambios en AMD y es posible que tardemos un tiempo más o menos similar en verlos en Intel.

Bob Swan, el CEO de Intel se retira, le reemplaza Pat Gelsinger

Intel ha anunciado de forma oficial que Bob Swan, el actual CEO de Intel, va a dejar su cargo a partir del 15 de Febrero de este mismo año. Swan entro en Intel en el año 2016 como director financiero y con el tiempo se convirtió en CEO interino antes de tomar su posición como CEO a principios de 2019, puesto que habrá ocupado durante unos dos años ciertamente difíciles para Intel. Quien reemplazará en su puesto como CEO de la empresa será el actual CEO de VMWare ,Pat Gelsinger. La marcha de Bob Swan de Intel ha provocado que las acciones del gigante azul de los microprocesadores hayan subido un 10%, mientras que paradójicamente las de VMWare han bajado un 5%.


Intel CEO Pat Gelsinger

Con la marcha de Swan, Intel cambia por completo la mentalidad de su directiva, ya que el perfil de Gelsinger es completamente distinto al de Swan al tener un perfil completamente técnico y una amplia experiencia en el mundo de los semiconductores. Gelsinger es una de las mentes detrás de estándares como el USB y el WiFi, uno de los arquitectos de los 80486 y ha sido una de las mentes pensantes detrás de varias generaciones de CPUs de Intel, por lo que conoce los desafíos y los problemas a los que Intel se enfrenta.

Con ello Intel toma como perfil para su CEO uno muy parecido al de la CEO de su rival AMD, Lisa Su, quien al igual que Gelsinger antes de ser CEO de AMD tuvo detrás un amplio historial como ingeniera diseñando microprocesadores en diferentes empresas como IBM y Freescale, por lo que podemos deducir que Intel podría estar buscando a su Lisa Su en Gelsinger.

¿Ha sido el CES la gota que ha colmado el vaso?


A la espera de ver como rinden realmente los nuevos Intel Core de 11 Gen, tanto en portátiles en forma de Tiger Lake-H como en sobremesa en forma de Rocket Lake-S, la realidad no parece muy halagadora para Intel, especialmente en sobremesa donde la Gen 11 es un producto que ya desde su presentación tiene los días contados.


Cuando los rumores de que Alder Lake, duodécima generación, iba a salir el mismo año que la undécima lo que nos mandaba el rigor periodístico y la cautela era tomarlo como rumor, pero con la confirmación de Intel en su presentación del CES pueden haber creado un efecto Osborne en el que los fieles de la compañía prefieran esperar a Gen 12 para actualizarse.


En todo caso los cambios en Intel no empezaron con el anuncio de la marcha de Bob Swan, sino que empezó este verano pasado con la «marcha» de Murthy Renduchintala, quien era muy reacio a que Intel no utilizará fundiciones de terceros, especialmente tras el enorme cúmulo de problemas que ha supuesto el nodo de 10 nm de la compañía. Equivalente al de 7 nm de TSMC utilizado por AMD desde hace ya un par de años y del que hasta la llegada de la Gen 12 no habrán lanzado ningún procesador de sobremesa con dicho proceso.