Consumo de PS5 y Series X Podría ser mucho mas alto que el de sus predecesoras

January 18, 2021
Por
Carlos Leiva - Vandal

El Natural Resources Defense Council (NRDC) de Estados Unidos, la agencia encargada de proteger el medio ambiente, ha medido el consumo de energía que implica jugar a PlayStation 5 y Xbox Series X y ha publicado sus resultados, asegurando que ambas consumen entre 160 y 200 vatios cuando se usan, una cifra considerablemente más alta que las de sus predecesoras y que la de un televisor de 60 pulgadas. De igual modo, el organismo norteamericano ha comentado que cuando las consolas están en Modo Reposo solo consumen un vatio o menos.


La agencia de protección ambiental de EE. UU. advierte sobre el consumo de PS5 y Series X

El elevado coste del consumo de PS5 y Xbox Series X

Ahora bien, también han advertido que la función de encendido instantáneo de Xbox Series X podría acabar resultando en unos 500 megavatios al año, una cifra altísima que podría acabar por costar a los jugadores un inesperado incremento en sus facturas de la luz, motivo por el que recomiendan no usarla para así ahorrar en consumo energético. De hecho, estiman que dos tercios de los usuarios de la consola utilizan esta característica.

Por otra parte, también comentan que el consumo tanto de PS5 como de Xbox Series X alcanza sus picos más altos cuando jugamos a títulos de nueva generación, pero baja considerablemente cuando las usamos para disfrutar de títulos de pasadas consolas con sus posibilidades de retrocompatibilidad. La nota positiva en todo este asunto la pone Xbox Series S, una plataforma que consume bastante menos energía, especialmente cuando la usamos para jugar.

Además, también han querido advertir que ver aplicaciones de televisión y vídeo bajo demanda en la consola consume más que si lo hacemos a través de dispositivos como Apple TV o Amazon Fire Stick. Siendo más concretos, consumen entre 30 y 70 vatios, es decir, entre 10 y 25 veces más que los aparatos que hemos mencionado.

Finalmente, el NRDC ha querido aconsejar a Sony y Microsoft para que estudien los hábitos de consumo de los jugadores, comprueben qué uso les dan a las opciones de ahorro energético de consola y promuevan su uso para generar conciencia.